Pluralismo en las radios y la política de medios en Chile

En los últimos meses la discusión sobre cuotas de contenido musical chileno en las radios del país ha aumentado por el advenimiento de la votación en el parlamento. Mientras que los representantes de las radios junto al ex Presidente Sebastián Piñera y el ex ministro de cultura se han opuesto a la propuesta, músicos chilenos y personeros de la coalición de gobierno luchan por la promoción de la música chilena a través de una cuota de 20% en las parrillas programáticas. En términos públicos se enfrentan los artistas y las radios, músicos asociados en la Unión Nacional de Artistas (UNA) y la Sociedad Chilena de Derechos de Autor (SCD) versus la Asociación de Radiodifusores de Chile (ARCHI). Esta lucha ha sido remarcada las últimas semanas con el mensaje transmitido en las radios del país “la música chilena debe fomentarse y difundirse, no imponerse”.

Las radiodifusoras arguyen que es una imposición que vulnera la libertad de las líneas editoriales que definen el perfil de los contenidos transmitidos, como también que puede resultar en un mal negocio para aquellas radios que pierdan audiencias por haberse alejado de los contenidos que los consumidores deseaban escuchar. Si una radio se define editorialmente por transmitir música anglo y se ve en la obligación de transmitir música chilena, puede perder sus audiencias ávidas de consumir música en inglés. Este argumento ha sido rebatido por Carolina Tohá en El Mostrador año 2011: ” también es música chilena (…) un tema de Victor Jara interpretado por Metallica”, justificando cómo la ley entrega espacios de autonomía editorial. Por otro lado, las radios califican esta medida como una “imposición” arbitraria; sin embargo, difícilmente puede calificare de esta manera cuando es un proyecto de ley discutida y razonada de manera democrática en nuestro parlamento sobre un bien público finito, el espacio radioeléctrico, que pertenece a todos los chilenos. Quizás el único argumento que no ha sido debidamente rebatido es la posible merma económica a partir de proyecciones.

Pues bien, los argumentos de las emisoras no terminan siendo convincentes o persuasivas al momento de apelar a la libertad de las empresas para transmitir contenidos, pues se lucra con el espacio radioeléctrico, porque en su argumentación dan prioridad a los consumidores (audiencias) en vez de los ciudadanos representados en el parlamento y porque prefieren abogar por las posibles pérdidas económicas y no por la distribución equitativa de los contenidos nacionales y extranjeros. Detrás de esta lucha de argumentos, sean persuasivos o no, se está disputando un conjunto de valores que cada una de las partes supone como válidos y capaces de ser aceptados por todos los demás, pero que no son explícitos y que deberían serlo para aclarar el debate y definir una política de medios pluralista.

El pluralismo en los medios de comunicación

El Centro de Analisis e Investigación Política, con un proyecto del fondo de pluralismo en el sistema informativo nacional de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica, ha aportado algunos elementos al debate sobre el pluralismo en los medios de comunicación. Los medios de comunicación son una pieza fundamental de un sistema político democrático, sobre todo considerando a las radios que son percibidas como los medios más confiables por parte de la ciudadanía.

En las sociedades pluralistas los sistemas informativos y de medios de comunicación deben estar distribuidos equitativamente en términos de propiedad y control de los medios, en cuanto a los recursos y capacidades que tienen los medios en comparación a otros, y en los grados de influencia en la sociedad. Un sistema concentrado donde sólo algunos tienen las capacidades y recursos para emprender un medio de comunicación e incidir en las audiencias, no es pluralista. De igual modo, los medios de comunicación deben representar diferentes intereses, ideas y realidades propios de cada sociedad, diversidad de temas tratados, posturas y líneas editoriales de medios y pluralidad de los géneros, formatos y soportes con los que se transmite la información. Un sistema de medios monocromático que reduce la pluralidad de puntos de vista y modos de expresión tampoco sería pluralista. Pero también el sistema debe contemplar garantías para la libertad de difundir ideas y opiniones de manera organizada, sin interferencia externa de los poderes como los económicos y políticos. En este sentido se debe apelar a la libertad en la existencia de más medios de comunicación independientes, en las garantías para expresar y discutir las opiniones públicamente y para organizarse y emprender nuevos medios de comunicación. Un sistema que no permite fundar nuevos medios, donde se castiga la independencia y permanecen prácticas antidemocráticas como la censura y las presiones a periodistas no es un sistema informativo pluralista. Finalmente, el pluralismo en los medios supone que las audiencias puedan incidir en los contenidos de los medios de comunicación gracias a los espacios de participación y plataformas que permiten establecer relaciones simultáneas y horizontales con las audiencias, haciendo del periodismo ciudadano y las audiencias productoras de información. En suma, el pluralismo en los medios debe ser distribuido, diverso, libre y participativo.

Así puestas las cosas, en el debate sobre las radios mientras unos apelan al reparto equitativo del poder comunicativo y la diversidad como reconocimiento de la cultura nacional (agrupaciones de artistas nacionales), otros apelan a la libertad de cada uno de los agentes difusores y a la participación de las preferencias de las audiencias en la definición de las parrillas programáticas (agrupación de radios). La libertad en términos de autonomía y libertad de expresión de las radios es un elemento fundamental del pluralismo democrático, pero también una distribución equitativa de los contenidos y el espacio radial, y el reconocimiento de culturas que aportan a la diversidad de la sociedad. Ahora bien, en cualquier caso, la concentración del control y la propiedad de las radios, su relación de dependencia respecto de industrias como la discográfica y publicitaria, y la prioridad de las ganancias por sobre la garantía de un pluralismo en los medios, son amenazas para la democracia.

Todos los valores y principios en juego tienen sentidos más complejos que los supuestos por los agentes que se enfrentan. Tener claridad sobre ellos no solo ayudaría al entendimiento y la comunicación sino además permitiría formular una política de medios de comunicación que tenga como su principio rector el pluralismo.

Abordar el debate de manera integral: el objetivo de una política democrática de medios.

Un país pluralista es una sociedad en la cual progresivamente los individuos se vuelven autónomos respecto de los principios impuestos por las familias y las costumbres, siendo cada vez más diversos y teniendo las garantías para expresar sus diferencias públicamente. Más aún, el pluralismo democrático requiere de un Estado que promueva la diferencia y la participación de la ciudadanía en el ámbito público pues al comparecer con otros los ciudadanos se tornan más íntegros y reflexivos, capaces de regir sus vidas de acuerdo a sus propios valores y principios. Esta es la idea que se encuentra detrás de los argumentos de los músicos y las emisoras, de los argumentos de las izquierdas y las derechas modernas. Este es el valor que es aceptado por todos y que en cada argumento se anhela. Libertad de las radios respecto del Estado, participación de las audiencias en las parrillas programáticas, distribución equitativa de la industria musical extranjera y la nacional, reconocimiento de la música nacional para la diversidad en los medios.

Independiente de quienes esgriman los mejores argumentos, fuera de quien salga victorioso luego de este proyecto de ley, queda claro que desde ambos lados no se aborda la cuestión integralmente. El 20% es un avance en el reconocimiento de nuestro patrimonio para la diversidad en los medios, para la participación de los creadores en los contenidos transmitidos, en la distribución de los contenidos musicales y en la libertad de los chilenos para expresar en las radios sus creaciones artísticas. Pero es insuficiente cuando se piensa holísticamente las dimensiones aquí expuestas. Si se desea un sistema de radios pluralista debería formularse políticas que promuevan radios comunitarias, comunales y digitales (de hecho recientemente se ha comunicado una alianza entre la asociación de músicos chilenos y las radios comunales por un 40% de música chilena). También queda fuera la discusión sobre la concentración en la propiedad y control de los medios reducidos en algunos grupos económicos, la diversidad de géneros, formatos y posturas, o la libertad de los ciudadanos de crear radios que promuevan puntos de vista minoritarios que colaboran al pluralismo. Hoy, en la era digital, donde los podcast y las radios on-line proliferan, el llamado es a pensar el debate de las radios en uno mayor: el pluralismo en los medios de comunicación en Chile.

http://realismovisceral.com/2014/03/pluralismo-en-las-radios-y-la-politica-de-medios-en-chile/

Oficialismo y oposición se enfrentan en la víspera del cambio de mando

A horas de que Michelle Bachelet asuma la Presidencia, la UDI apuntó a las diferencias internas que existen en la Nueva Mayoría y la oposición cuestionó el envío de proyectos de ley “a última hora”. Mientras, ambos sectores afinan los últimos detalles para la ceremonia de este martes.

Faltando pocas horas para que el Presidente Sebastián Piñera transmita el mando a Michelle Bachelet, la actual administración desarrolla sus últimas actividades y el nuevo gobierno afina los detalles de su llegada a La Moneda.

El Presidente Piñera asistió este domingo a la ceremonia de cambio de mando del Ejército, en la Escuela Militar, pero los movimientos de traspaso ya se iniciaron. El primero en abandonar su cargo fue el subsecretario de Interior, Rodrigo Ubilla, y su sucesor, el socialista Mahmud Aleuy, de inmediato comenzó a revisar información de todos los ministerios y las carpetas con actas de cambio de mando.

Sin embargo, el nuevo gobierno aún no completa su equipo. Se espera que este lunes se den a conocer los nombres de los 56 gobernadores y los 240 nominados para las secretarías regionales ministeriales.

La conformación del gabinete es uno de los puntos que ha cuestionado el oficialismo, que también ha apuntado a las diferencias que existen al interior de la Nueva Mayoría.

Así lo hizo el diputado UDI Ernesto Silva, quien subrayó las últimas controversias que han sostenido el Partido Comunista y la Democracia Cristiana: “Es una mirada moderada sobre Chile y otra que mira el país como lo mira el Partido Comunista. Sucedió lo de Venezuela, donde veíamos a la DC y al PC, y sucedió lo de la subsecretaria Echeverría, en que veíamos lo que decía una parte de la Concertación y lo que decía el PC. Nuestra preocupación es que, en ambas ocasiones, la Presidenta ha zanjado por el camino del PC”, señaló.

“Esperamos que esta mirada, que no creemos correcta, sea zanjada hacia el futuro, porque vienen nuevos debates. ¿Con cuál alma va a gobernar la Presidenta para el tema de la nueva Constitución? ¿Con lo que plantea el PC o lo que ha planteado otra parte de la Concertación?”, cuestionó Silva.

Por otra parte, el diputado DC Sergio Ojeda reprobó la serie de ceremonias e inauguraciones que ha protagonizado el Presidente Piñera en las últimas semanas y criticó el envío de proyectos de ley a pocos días de terminar su Gobierno: “Lo que no hizo en cuatro años, no lo puede hacer a última hora. Está enviando proyectos de ley y haciendo las cosas astutamente, para que digan que los proyectos los ingresó él o son obra de él. Nosotros vamos a continuar los que sean pertinentes y, los que no, quedarán ahí”, dijo.

En este contexto, el analista Nicolás del Valle, del Centro de Análisis e Investigación Política (CAIP), sostuvo que el Gobierno intenta cubrir la carencia de comunicación estratégica que tuvo durante los últimos cuatro años. Es decir, busca dejar un sello con iniciativas de ley propias de la centroderecha, para mantener vigencia en el Parlamento, con miras a una posible reelección.

Del Valle comparó ambas administraciones y dijo que Piñera se ha basado en el “éxito en los números”, pero debería considerar “no solo el balance macroeconómico, sino también otros indicadores cuantitativos y cualitativos, como el Índice de Desarrollo Humano”.

“Uno ve que Piñera ha hecho un buen trabajo y a Bachelet se le achaca que su gobierno anterior no logró buenos números. Creo que eso es muy relativo y está puesto en cuestión. El gran desafío de Bachelet es demostrar que no solo sabe hacer política y comunicar bien su mensaje, sino también que sabe lograr buenos números”, añadió.

http://radio.uchile.cl/2014/03/09/oficialismo-y-oposicion-se-enfrentan-en-la-vispera-del-cambio-de-mando

Carta al Director: Chocolate, maltrato animal y presidenciables

Chocolate, maltrato animal y presidenciables

Estimado Señor Director:

Las sociedades muchas veces muestran su mejor o peor cara de acuerdo a cómo tratan a los más débiles: sus niños, deficientes mentales, ancianos y animales. La crueldad o indiferencia hacia ellos es una prueba de la calidad normativa de una comunidad humana; así como el respeto a la diversidad lo es del grado de arraigo de la libertad entre ellos.

Lamentablemente, los casos de maltrato animal en nuestro país son parte del paisaje. Los perros envenenados en el centro de Punta Arenas llamaron la atención nacional. Hoy lo hace Chocolate, perro antofagastino que murió tras agonizar 2 días luego que desconocidos lo violaran y le introdujeran fierros y palos por el ano. No es el primer caso en la zona.

En nuestro país tenemos hoy el privilegio de poder hablar del desarrollo como una posta alcanzable. Como es sabido, desarrollo es más que PIB. Entre otros, debe implicar alguna consideración jurídica hacia los más débiles e indefensos. ¿Y quién más indefenso que los animales que, como Chocolate, apenas gozan de protección jurídica? Si nos comparamos internacionalmente con aquellos que vale la pena, estamos a años luz en lo que refiere al trato de los animales.

Estamos en época de elecciones –cuando los candidatos dibujan sus visiones de país. Invitamos a los/as candidatos/as a que se hagan parte de la discusión respecto al trato de los animales con proposiciones concretas. Es cierto, los perros no votan; pero los ciudadanos debemos juzgar el talante ético de quienes aspiran a dirigir y normar sobre nuestra sociedad.

Mariano de la Maza

Decano de Filosofía UC

Tomás Chuaqui

Director College UC

Diego Rosssello

Profesor Teoría Política UC

Alfonso Donoso

Profesor Filosofía Política UC

Daniel Loewe

Profesor Filosofía Política UAI

Gonzalo Bustamante

Profesor Filosofía Política UAI

Mauro Basaure

Profesor Sociología UNAB

Aldo Mascareño

Profesor Sociología UAI

Rodrigo Cordero

Profesor Sociología UDP

Ely Orrego

Cientista Política UC

Diego Sazo

Cientista Político CAIP

Nicolás del Valle

Director CAIP

Claudio Riveros

Profesor Ciencias Sociales UAI

Mathieu González

Cientista Político U. de Lovaina

María Isabel Retamal

Profesora de Economía UAI

Manuel Wellington

Profesor de Economía UAI

Felipe Schwember

Profesor Filosofía UAI

Francisca del Río

Profesora de Psicología UDP

Juan Ormeño

Profesor de Filosofía UDP

Nicolás Espejo

Profesor de Derecho U.Central

Daniel Chernillo

Profesor de Sociología Loughborough University

Cristóbal Bellolio

Profesor de Ciencia Política UAI

Susana Gazmuri

Profesora de Historia UAI

Eduardo Fermandois

Profesor de Filosofía UC

Elke Steckkoenig

Profesora Centro de Ética-Tübingen

Vanessa Kaiser

Profesora Ciencia Política-UC

Hassan Akram

Profesor Pensamiento Económico UDP

Fernando Larrain Aninat

Facultad de Economía UDP

David Altman

Ciencia Política UC

El político profesional, el gerente y la derecha en Chile

 

Escribir sobre el cuadro político de estos días no es fácil. Fue algo así como una obra de teatro que se fue montando poco a poco, donde, de pronto, se desencadena un conjunto de acontecimientos que dibujan la antesala del rito catártico: la sustitución de un candidato, de un rostro por otro, de un buen gerente a un político profesional. 

La llegada de Michelle Bachelet y su modo de marcar la agenda pública, la Concertación re-articulándose internamente con las primarias y próximas elecciones, Andrés Allamand y Laurence Golborne luchando por el posicionamiento en primarias, Marco Enriquez-Ominami guardando sus “cartuchos” para luego de las primarias, y un Marcel Claude representando a una izquierda extraparlamentaria cada vez más carente de apoyo electoral pero también más diversa y compleja, arman un escenario presidencial donde es la presidenta la que marca la pauta. En este cuadro, Longueira viene bien, pues perfila un escenario que con Golborne era más incierto para la UDI. 

Con la caída de Golborne se expusieron los líderes con potencial presidenciable. Por la mañana, aún antes de las reuniones que pusieron fin a la candidatura, Jovino Novoa, que había sido un férreo defensor de la candidatura de Laurence Golborne, ya avizoraba en una entrevista a dos posibles candidatos de la UDI: Evelyn Mattei y Pablo Longueira. Con Allamand en la contienda, se muestra cómo el recambio político en la derecha chilena cristalizó el día de ayer. La “Patrulla Juvenil” vuelve a la carga en la derecha, algo así como una nostalgia noventera, pero en su versión 2.0. 

Pablo Longueira, su conferencia de prensa sobre las graves fallas en las cifras públicas emitidas por el INE, su posterior renuncia al Ministerio de Economía y, finalmente, su ascenso a la candidatura presidencial de la UDI, fue un proceso ritual que manifestó públicamente cómo una forma de liderar políticamente se impuso sobre otra y ocultó, a su vez, muchas cosas importantes. Tendió un manto sobre los negocios de Golborne, ahora todos hablamos de Longueira, pocos de los negocios ocultos del otrora candidato. La política es dura, tal como Laurence Golborne declaraba en la última entrevista televisiva que dio como candidato a la presidencia, pero ¿por qué fue la relación con los negocios lo que significó su caída? Golborne era un gerente, un hombre de negocios que llegó a la política desde el mundo empresarial. Los dueños y la empresa había cambiado, pero él seguía siendo un eficiente y simpático gestor de oportunidades y solucionador de problemas. Entonces, terminaba siendo un gerente, un representante, algo así como un vocero de ciertos intereses de la UDI.

Pero cuando de política estamos hablando, el problema de la lógica gerencial del management es que no entiende el doble movimiento de la representación. La representación no es mero reflejo de los intereses de los agentes, sino que requiere una dimensión que lidere y motive a los agentes. En la carencia de liderazgo radica la falta de la legitimidad que es construida con años de trabajo en equipo, de esfuerzo, de victorias y derrotas políticas. Si bien Golborne solidarizaba con su sector, nunca lo lideró. Bien lo dijo Longueira, para él todo partió hace 30 años. Para Golborne, recién hace tres.

fuente: http://realismovisceral.cl/verarticulo.php?id=199&comentado=no

PODCAST: programa Inútiles y Subversivos 67

PODCAST: programa Inútiles y Subversivos 67

Estuve como invitado junto a Mane de Ferrari, miembro del comando de la candidatura de Michelle Bachelet, en el programa de Realismo Visceral “inútiles y subversivos” con Rebeca Errázuriz, Miguel Ruiz Stull y Carlos Casanova. Por esta vez, Rodrigo Karmy estuvo fuera. Sábado 20 de abril 2013.

Conferencia “Desigualdades en la esfera pública: luchas sociales en el Chile reciente”

Conferencia “Cohesión y exclusión social en Chile: Lecciones y desafíos para una reflexión sobre desarrollo en América Latina”

10, 11 y 12 de abril de 2013
Hamburger Institut fur Sozialforschung
Instituto de Sociología de la Pontificia Universidad Católica
Centro de Análisis e Investigación Política Chile

La presente ponencia expone los lineamientos generales de una investigación en torno a las protestas sociales en la esfera pública del Chile reciente. ¿El devenir de las reuniones públicas en protestas sociales corresponde a luchas contra el orden democrático, o más bien son prácticas políticas de contención o resistencia que se enfrentan a las exclusiones y cultivan la democracia? ¿Cuáles son los efectos negativos y afirmativos de las luchas sociales en la esfera pública para una sociedad democrática como la chilena? Y para ponerlo en perspectiva, ¿cuáles son las desigualdades que integran las condiciones para el ejercicio de un discurso público razonable en la esfera pública?

Las intuiciones que impulsan este trabajo son, primero, que las protestas públicas y movilizaciones sociales en el Chile actual pueden ser leídas como fuerzas democratizadoras desde una teoría política de la esfera pública y una teoría social de las luchas sociales, y, en segundo lugar, que las luchas sociales expusieron un conjunto de desigualdades inmanentes a las condiciones de ejercicio público del discurso político y del acceso a la esfera pública. Puestas así las cosas, mi hipótesis central es que las luchas sociales expusieron una desigual distribución del acceso a la esfera pública, de las capacidades para participar en la formulación de políticas públicas y del conocimiento para legitimar las políticas.

De este modo, la investigación sobre las luchas sociales en la esfera pública está inmersa en el estudio de las desigualdades políticas. Con el aumento de las reuniones públicas, la emergencia de iniciativas y movimientos sociales en torno a instituciones y bienes públicos como el medioambiente, la educación, el matrimonio, la vivienda, y la sofisticación de medios de comunicación como los digitales (Langman 2005), se expone un conjunto de desigualdades integradas a las condiciones para ejercer el discurso público. El acceso a la esfera pública depende de una coordinación estratégica pues no existe una distribución igualitaria del acceso; pero más aún, incluso luego de acceder, el ejercicio y desempeño de los movimientos sociales en la esfera pública, asociándose con otros y esgrimiendo un discurso razonable y persuasivo, se inscribe en una posición desventajosa debido a la ausencia de una arquitectura institucional que permita deliberar y participar en la formulación de las políticas públicas y porque el saber que dirime la validez de las propuestas radica en un grupo exclusivo de notables.

Para sostener lo dicho más arriba, el recorrido de esta presentación será el siguiente. Se realizará una aproximación general a la literatura sobre la esfera pública, donde se trabajan los aportes de los herederos y críticos de Habermas respecto de una esfera pública burguesa. Específicamente, me detendré en los comentarios críticos que identifican las luchas sociales resultantes de la exclusión de género, racial y de clase que se encontraba en la base de la publicidad moderna (Honhendahl & Silberman 1979; Fraser 1990; Calhoun 1993, 2010; Uribe-Uran 2000). La pregunta por las exclusiones que forman parte de la emergencia de la esfera pública moderna termina por consolidar una esfera pública “masculina”, “burguesa” y “blanca”, mostrando los límites de la democracia precisamente donde se levantan luchas feministas, populares y raciales. Los aportes de Habermas son invaluables; sin embargo, su categoría “esfera pública” requiere de una reconfiguración conceptual en miras a nuestra actualidad. Se trataría de formular algo así como una teoría de la esfera pública post-burguesa donde se consideren la pluralidad de esferas públicas y cómo se construye la opinión pública a través de la interacción entre cada esfera pública.

Las críticas hacia Habermas se sustentan en un enfoque de investigación histórica que se centra en los procesos de democratización. Una vez que la esfera pública, a pesar de la potencial manipulación de la opinión pública, figura como el eje de la cohesión social y la legitimación política, podemos avanzar en un segundo punto: la esfera pública indica el proceso de democratización mediante el análisis de nuevas formas de resistencias o contención política (Clemens 2010: 374). Con ello el análisis del cambio político se fundamenta en el estudio de específicas formas de contención (Tilly & Tarrow 2007). Como Charles Tilly ha mostrado en sus trabajos tempranos sobre la revolución y cambios políticos, la democratización es un proceso por el cual los excluidos (outsiders) devienen miembros de la comunidad política (Tilly 1995). Desde este punto de vista, la democratización procede con el reforzamiento de una esfera pública cada vez más accesible. No obstante, por otro lado, la esfera pública depende de la autonomía de sus miembros como individuos privados, sostenidos por la propiedad privada y la esfera íntima de la familia burguesa; es decir, una vez obtenida la independencia, el hombre burgués fue capaz de participar en la discusión racional y critica de los asuntos públicos. En este segundo apartado se problematiza esta paradoja entre la deliberación racional y expansión de la participación: la democratización implica la entrada a la vida pública de quienes carecen de aquellos requisitos previos como la autonomía y la razón, resultando en un declive y decadencia de la esfera pública en tanto que espacio para la crítica y fiscalización hacia el autoridad política (Clemens 2010: 375).

Finalmente, la ponencia se detendrá en los aportes de Craig Calhoun y Axel Honneth sobre las protestas y luchas sociales en la teoría de la esfera pública, enfatizando la importancia de proseguir con una línea de investigación histórica que recoja a la esfera pública como espacio institucional que permite hacer de la protesta una lucha social y democratizadora por una sociedad más justa.

Fuente: resumen de ponencia

Radio: Discursos Subalternos, junio 2012

Programa Discursos Subalternos, 05 de julio 2012

“La reforma más esperada y el orden por sobre la manifestación social”

9 de junio 2012.
En un nuevo programa de Discursos Subalternos, debatimos sobre el sistema binominal, las promesas para su reforma y la crisis de la representatividad. Para dicho debate, nos acompañaron Nicolás Del Valle y Marco Insignia. En la parte final hablamos con Carlo, vocalista de LASMALA, grupo musical intercultural, los cuales estarían presente en un nuevo evento de Eroica Producciones.